Sucumbí al Facebook:

miércoles, 31 de agosto de 2011

Frase para este miércoles de incertidumbre


Cómo perforar el agua. Las balas únicamente demuestran que la gente del desierto somos la prueba de que el amor es un recurso inagotable. Como dije hace unos días, por cada esquirla, una espina llena de amor. Lo repetiré hasta el cansancio.

Sea el desierto un terreno fértil para una nueva clase de amor.

lunes, 29 de agosto de 2011

Reflexión no.___ para un lunes de luto nacional


Recordar es autoevaluarse. Recordemos lo que hemos hecho como nación años atrás y luego autoevaluémonos. Si reprobamos, aún estamos a tiempo de iniciar la segunda vuelta.

sábado, 27 de agosto de 2011

Frase al viento





Mi corazón late en el terciopelo azul y rojo del universo. Alta es la vida.
Gracia perenne el mirar el zafiro de la respiración y el canto.

Frases para un sábado de luto nacional


Llanto por Monterrey, por los caídos. Después, la lluvia de ideas del corazón. Es tiempo de unirnos por nuestro país. Empezar por los detalles (la honestidad, la fe en el prójimo, la buena voluntad) ayudaría bastante a inspirar otras ideas mayores.

El horror no nos frena, alimenta nuestra esperanza, la capacidad de cambiar, esta vez y para siempre, el México que somos dignos de habitar y el que estamos obligados a dejar mañana para nuestros hijos, sobrinos, primos pequeños y nietos.


El respeto por cada ser que habita nuestro territorio, la lucha por hacer consciencia de que cada hombre y cada mujer es importante para levantar a México, el no esperar que la élite cambie, porque México no es esa élite. Todo eso ayudaría bastante.


Arriba la voz del mexicano: podemos cambiar. Si toda la ristra de gobernantes, presidentes y legisladores no lo han hecho, NOSOTROS SÍ.

viernes, 26 de agosto de 2011

Frases para un viernes de luto nacional

Mi gente chula del desierto, no nos dejemos vencer. Luchemos en amor por la vida. Usemos la inteligencia para salir de la oscuridad.

El día que nos dejemos carcomer por el miedo, estaremos perdidos. México Lucha en Amor.

Unión y no miedo. El momento es el indicado. La dispersión solamente fragmentará otra vez la historia. Nuestro derecho a vivir el presente se vuelve una responsabilidad de asegurar la vida para los futuros mexicanos.

jueves, 25 de agosto de 2011

Frases para un jueves de luto nacional


Gente del desierto, somos la prueba más viva de que los milagros existen. RESISTAMOS. Biznagas en flor, eso seremos ante el mundo.

Por cada esquirla, una espina de amor. Por cada bala, una flor de biznaga.

Siempre he sido una mujer escéptica de las instituciones, pero una fiel creyente del corazón de la verdadera humanidad. No me fallen, gente. Abramos la consciencia, los ojos, el pecho. Esto tiene que terminar.



martes, 23 de agosto de 2011

Agradecimiento hasta las tierras de RadioEtiopía


Y en especial al Maestro Guillermo Henry: mis letras finalmente se volvieron poesía con su magistral voz. Maestro, mil gracias por este viaje tan hermoso hasta la tierra de Radio Etiopía.

A todos los que se subieron a bordo de la nave del Decibel Mayor rumbo a las tierras de Radio Etiopía (transmitido todos los lunes a las 23:00 horas, tiempo de la Cd. de México en Radio UNAM -http://www.radiounam.unam.mx/site/-), GRACIAS por acompañarnos.

Un beso, duerman con el brillo de esta maravillosa luna y el canto de Astarté.



domingo, 21 de agosto de 2011

Marlén Curiel-Ferman en RadioEtiopía de RadioUNAM 2 (La música del verano)

video

Video-Instalación que forma parte de la serie "Camino a Radioetiopía", campaña virtual para la sesión radiofónica del lunes 22 de agosto de 2011 a las 11 pm (tiempo de la Cd. de México) en el programa RadioEtiopía de Radio UNAM, a cargo del Maestro Guillermo Henry.

http://www.radiounam.unam.mx/site/wmpfm.html

Fotografía y Poema de Marlén Curiel-Ferman http://velvetineskaleidoletters.blogspot.com

©RadioEtiopía de RadioUNAM

©Marlén Curiel-Ferman

México 2011



http://caminoradioetiopia.blogspot.com/

Marlén Curiel-Ferman en RadioEtiopía de RadioUNAM 5 (la fuerza de la ilusión no se va)

video



Video-Instalación que forma parte de la serie "Camino a Radioetiopía", campaña virtual para la sesión radiofónica del lunes 22 de agosto de 2011 a las 11 pm (tiempo de la Cd. de México) en el programa RadioEtiopía de Radio UNAM, a cargo del Maestro Guillermo Henry.

http://www.radiounam.unam.mx/site/wmpfm.html

Fotografía y Poema de Marlén Curiel-Ferman http://velvetineskaleidoletters.blogspot.com

©RadioEtiopía de RadioUNAM

©Marlén Curiel-Ferman

México 2011


http://caminoradioetiopia.blogspot.com/

Marlén Curiel-Ferman en RadioEtiopía de RadioUNAM 6 (Hacer el amor)

video



Video-Instalación que forma parte de la serie "Camino a Radioetiopía", campaña virtual para la sesión radiofónica del lunes 22 de agosto de 2011 a las 11 pm (tiempo de la Cd. de México) en el programa RadioEtiopía de Radio UNAM, a cargo del Maestro Guillermo Henry.

http://www.radiounam.unam.mx/site/wmpfm.html

Fotografía y Poema de Marlén Curiel-Ferman http://velvetineskaleidoletters.blogspot.com

©RadioEtiopía de RadioUNAM

©Marlén Curiel-Ferman

México 2011


http://caminoradioetiopia.blogspot.com/

Enlacehttp://www.youtube.com/user/MCurielFerman

viernes, 19 de agosto de 2011

Sensibilización a los signos

Lex aeterna. O "lo que es arriba, es abajo". Para nada tengo intenciones de evangelizarlos (dios me libre). Pero sí me gustaría externar algunas reflexiones para este viernes.

El cosmos tiene un orden. Para ese orden debe existir una serie de leyes. Sin embargo, ni ese orden ni esas leyes existirían de no existir los signos universales, aquellos que poseen un valor intríseco per se, esto es, que no necesita un nombre especial y humano para su existencia. Incluso ni siquiera necesita el reconocimiento de aquél para que existan: son y ya.

Como en los planos de los arquitectos, el mundo está hecho a escala: somos una reproducción en pequeño del Universo. Polvo de estrellas, si nos queremos ver muy tiernos. Los mismos signos universales se manifiestan aquí. El hombre, en su claro afán por elitizar y excluir de los pequeños grupos de poder a la masa, creó algo así como una obsesión por codificar el entorno. Nace pues, el primer dilema para la conformación de un sistema igualitario entre los hombres: no importa qué nombre -individual- se le pueda dar a un signo captado por el ojo de algún observador de signos, si no da con el nombre formal, técnicamente está frito.

Lo anterior lo vemos en la economía, la política, el derecho, la filosofía, el arte, la literatura, la medicina... Poco a poco hemos ido olvidando el regalo primigenio y natural otorgado a la especie humana, que es la de nombrar, por adquirir una cualidad artificial que es la de codificar y excluir. Apartar, avasallar, impedir que los demás tengan el derecho de nombrar aquellos signos cósmicos en escala terrestre capaces de darles un sentido a su vida (amor, justicia, salud, belleza, felicidad, por mencionar los básicos, los no "místicos", "científicos" o "tecnológicos" y especializados, producto de horas de observación de la complejidad de los sistemas universales), que también es un signo cósmico: sin ella, sin esa vida, el orden universal (y por ende, terrestre) se corrompe.

¿Por qué comento todo esto? Hace unos días me ponía a reflexionar sobre la ineficacia de programas educativos, de motivación a la lectura, de la deserción estudiantil, de esa apatía y el silencio crónico que presenta mi país. Precisamente fue el punto del silencio obligado lo que me hizo pensar que el hombre del poder, injusta y perversamente, se las ha ingeniado para arrebatarle al hombre mudo (y ciego, pero no ignorante: basta con que tenga la luz de la interpretación de los signos para que esté en condiciones de volver a caminar) ese don precioso, cósmico, de interpretar a los signos por sí mismo, de darles un nombre, de entablar una comunicación directa con ellos, y de ser capaz de remodelar protocolos, hermenéuticas, semiologías, semióticas, semánticas y todo lo demás, a imagen y semejanza de quien lo use y diga o haga: no pasa realmente nada si un individuo "común" le llama de una forma distinta a lo que un crítico de arte renacentista le atribuye a cierta técnica pictórica con un nombre rimbombante: ambos contemplan y vibran ante una misma belleza, interpretada y enriquecida de manera individual por las características del entorno. La cuestión sería, en todo caso, que ambos vieran exactamente lo mismo y lo pudieran saber interpretar en igualdad de circunstancias.

No hablo de estar en contra de las universidades o de los códigos. Creo que ya ni siquiera les prestaría demasiada atención. Lo que realmente deseo, en todo caso, es encontrar la manera de hacer entender a formadores (o mejor dicho "encauzadores" al conocimiento integral) que es importante, en especial en estos momentos de crisis deontológica colectiva e individualizada, sensibilizar a cada individuo hacia la percepción de los signos, mismos que son para todos en todo momento y no conocen de estrato social, cultural o ideológico. Probablemente muchas cosas se arreglarían. No habría, para empezar, necesidad de formular leyes humanas con signos humanos, tan pesados (imaginémonos por un momento a un legislador cargando el signo herrumbroso de la equidad, como concepto "creado" por el jurista para el "bien" de una sociedad que olvidó respetar de manera natural el orden establecido de manera cósmica: por más que lo intente, jamás podrá igualar a la equidad universal que consistía en hacer respetar el lugar de cada quién, por mera prudencia de conservar la armonía de un sistema) por provenir de un estadio no natural y hasta pervertido de la raza. Comenzaría a darse la apertura de los individuos al conocimiento y, por fin, todos aquellos que estaban ciegos a fortiori (por el simple hecho de heredar una tradición en la que se te muestra lo que debes ver, y no te hace ver que eres capaz de encontrar e interpretar la "verdad" o signo en la calidad y cualidad que mejor te permita el desarrollo como individuo) comenzarían a ver y a exigir un cambio. El mundo cambiaría, los paradigmas cansados (como el gastadísimo Estado Moderno, la Iglesia, entre otros muchos que ya agotaron sus posibilidades fácticas e ideológicas) se sustituirían paulatinamente por otros nuevos. Se perdería, al fin, el miedo a lo no probado.

Sensibilizar. Esa es la palabra clave. Sensibilizar los sentidos (aunque pueda sonar a pleonasmo) para hallar al signo. Sensibilizar a la razón para conectarla otra vez con el espíritu. Sensibilizar a la voz para renombrar lo perdido (o escondido). Empezar por saber leer la música sería una buena forma. Las notas pautadas de sinfonías, por ejemplo, son el legado más puro que se tiene de los signos universales, invisibles ante la enajenación del espíritu humano, pero existentes en todo momento. Sensibilizarse al Leer. Y no me refiero a manchas en papel.

jueves, 18 de agosto de 2011

CAMINO A RADIO ETIOPÍA DE RADIO UNAM

Amigos que me honran con sus ojos cada día, desde todas las coordenadas del mundo:


Como ya les había comentado en días anteriores, estoy muy feliz de saber que algunos de mis poemas serán transmitidos en el programa Radio Etiopía de Radio UNAM, conducido por el Maestro Guillermo Henry. El programa radiofónico tendrá lugar este lunes 22 de agosto en punto de las 23:00 horas, tiempo de la Ciudad de México, tanto en la FM del D.F. (96.1), como en línea

http://www.radiounam.unam.mx/site/wmpfm.html

(se abre más fácilmente con explorer)

Como deseo que me acompañen ese día con sus oídos, sus radios y sus laps, he decidido hacer una pequeña instalación virtual con algunas pinturas y fotografías que me han regalado mis amigas Carla Cristina Cepeda y Teodora Miclaus, misma que se puede ver tanto en youtube (adjunto en este evento las ligas para que puedan accesar a los videos) como en el blog http://caminoradioetiopia.blogspot.com/

Espero contar con su asistencia, reciban un abrazo enorme, lleno de luz.



http://www.youtube.com/watch?v=JtYGeuGegk4&feature=share

http://www.youtube.com/watch?v=xu1Z94sSeg8

http://youtu.be/GyYvztiNwqA

http://www.youtube.com/watch?v=gWoAPEqm-mg

domingo, 14 de agosto de 2011

TÚ PUEDES SER LA VOZ DE LA FIESTA DE LAS LETRAS: FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE SALTILLO 2011



Sobre la virtuosidad de los palos de lluvia (El regalo)

Recibí un palo de lluvia en la canícula del 2011. Le abrí mis cortinas que esperaron mucho mucho tiempo por su sonido y de inmediato se dedicaron a romper el desierto. Esperé que calmara el fuego interior que llevo semanas sintiendo debido a la sequía universal que causó, a su vez, la inminente transición de inmadura a mujer, y de inmediato comenzó a cantar una canción que no sabría muy bien cómo describirla, pero me prometió que la aridez nunca más volvería a estar en mi puerta del corazón ni en mi hogar.

Recibí un palo de lluvia, propiedad de una mujer de batalla que dio con otra mujer de guerra y es mi madre y me heredó la visión de la avanzada en solitario, acaso con un par de canciones fuertes para cuando se intensifiquen los rayos ocres de un mar desaparecido. Recibí un palo de lluvia directo de las manos de una mujer chamán que toda la vida ha intentado darle la vuelta al dolor del mundo para instalarse en la eternidad de los regalos de la tierra, su madre primera. Recibí un palo de lluvia de sus manos y yo ahora lo estoy viendo no como el instrumento ancestral que acompañó a reyes y a niños, a enfermos y a ancianos, sino como la espada que deberé sacar un día de acuciante musicalidad, cuando las moscas se junten aún más ante la ola creciente de los muertos desaparecidos o los dormidos en el estío (que, curiosamente, nunca duerme).

Al oírlo, leo mi mañana y sé que venderé mis cólicos -como el de esta madrugada- y mis malos pensamientos -como el miedo a la soledad- a cada una de sus piedras y ellas me pagarán con la música del aire y del agua que limpia y purifica la vida misma, el lodo de los caminos avanzados, la ira molecular de las plantas y la opacidad de las piedras.

Tengo un palo de lluvia y me siento la reina de mi cuadrante estepario. Sé que no he hecho demasiadas cosas buenas para recibirlo, pero también sé que los regalos no se rechazan, como sé que los palos de lluvia caminan solos y llegan a las habitaciones de las mujeres errabundas y tristes cuando éstas han decidido sonreírle a la vida un rato y volver a cantar hasta que el durazno luminoso de su vientre se apague porque sea el momento de iluminar al segundo sol.

Tengo un palo de lluvia que habita, madera cilíndrica, notas místicas su centro armando, la esquina otrora abandonada, pero siempre abierta y expectante de buenas nuevas, de mi femenino espacio.

Tengo una bendición para la transferencia de este musical regalo: que la fuerza de la feminidad que lucha en amor jamás se termine, como nunca se ha acabado el amor de las canciones de cuna que amanecen, a pesar de las improbabilidades de la esperanza.


Para Alma Rosa Hernández.

viernes, 12 de agosto de 2011

Ahí está el detalle

En el centenario del natalicio de Cantinflas y el día internacional de la juventud, miles de jóvenes se devanan entre el desempleo, la deserción estudiantil, inseguridad, violencia, los problemas de salud sin atender y un futuro medio gris. Ahí está el detalle: México no cambia mientras sigamos rindiéndole culto a aquello de nuestra idiosincrasia que no pasa de ser una burla.
Pero bueno, a mí me dieron un folleto para festejarme... Qué chido, oiga usté.

lunes, 8 de agosto de 2011

Dátiles


Que florezcan dátiles en este desierto. Ya la piel de mi pueblo quiere olvidar el color del sueño (sepia, amarillo, rojo, gris, azul enero: todos nuestros ancestros están dormidos y no volverán). Quiere saborear el dulce de la Mujer Mayor que palpita la Tierra.

Cuando el milagro suceda, encuéntrame a la vuelta de la vida: mis labios son prestados por la Señora Magma que a cada mujer le habita, y te esperan. Y son mis labios los que harán el milagro de la resurrección, en este plano árido a priori.

sábado, 6 de agosto de 2011

Frases para este sábado (de la virtuosidad de la voz y las plegarias derivadas)

La voz no es aquello que diferencia al hombre del animal: es aquello que constata el paso de los dioses por la Tierra.

No hay otra voz más potente que aquella emanada del corazón. Sabemos que alguien es mudo no cuando deja de pronunciar una palabra, sino cuando deja de amar.

Que el intertexto sea la voz del alma del escritor. Y que primero muera él, antes que su palabra.

Hoy podré entender -al fin- la voz de las estrellas. Miraré una flor y me lo contará cómo va todo allá arriba.

martes, 2 de agosto de 2011

arcade fire

Maravillas salen cuando hay una piel humectada y tersa: un salmo inédito, una composición en violín equiparable con el sonido que emana el viaje de las lunas de Júpiter. Bendiciones al hombre que descubrió la fórmula exacta de los lubricantes naturales y las cremas: benditas sean las vocales de su nombre, pues son repetidas a cada centímetro, a cada poro, al deslizar su obra maestra por otros puntos cardinales de la materialización de la luz. Admiración a la fuente divina, que dispuso en la geografía terrestre tantas sustancias, las exquisitas y las aromáticas; las brillantes y las satinadas. Las voluptuosas.

Mucho se ha hablado de que la misión del hombre en la Tierra es experimentar, con una gota de divinidad dentro de su espíritu, la alegría y el gozo para el placer de los dioses. No lo considero una falacia. Probablemente a Dios le guste más presenciar un orgasmo y tejerlo hasta hacerlo infinito y cubrirse con el manto resultante la espalda inexistente y blanca, total e inmensa, que coleccionar padrenuestros. Probablemente Dios agradecerá, un día de los siete que siempre se repiten, las loas de nuestra piel, los destellos de la felicidad que regalan aquellos minutos en que los sentidos se extasían con los regalos más simples de la naturaleza. Dios también creó las cremas para su gloria y alabanza: la densidad de la luz convertida en un cuerpo humano atestigua los recorridos turgentes de la crema.

No recuerdo dónde lo leí, pero el caso era que Angelina Jolie habló del placer de humectarse. "Podría pasarme horas enteras poniéndome crema". No suena tan descabellado (a lo mucho sonará, para las clasemedieras, a perder la capacidad de adquirir las cremas porque seguramente perderíamos el trabajo, de estar encremándonos día y noche). Conocido por historiadores, vendedores de crema y mujeres es que Cleopatra se bañaba en leche de burra, para siempre tener la piel lisita. Deduzco entonces que es un ritual casi atávico, instintivo, salvaguardar la inoencia de nuestro traje humectándolo con los regalos del mundo.

Dicen que la piel habla. Yo digo que la piel demanda. Si somos hijos de la Tierra, alguna conexión deberá haber entre el riego del suelo y la hidratación de la dermis. Lo microcósmico es solo una escala de lo macrocósmico y todos estamos hechos de los mismos materiales con que fueron creadas las estrellas...

Y a todo esto, ¿las estrellas, con qué se humectan? Las de nuestra galaxia la tienen fácil: con la leche de la Vía Láctea. Pero, ¿y las otras?, me pregunto, mientras cierro el frasquito que dice en su exterior "Relax" y huele a flores y a vainilla. Qué importa, ¡viva la crema! Y la miro agradecida, casi sin atender a mi alrededor: el espacio ha comido de mi pan esta noche. Y mi pan sabía al agradecimiento de mis poros, por donde igualmente puedo oír el viento y sentir la magia de la lluvia o el calor.

Ya no despertaré y no podré pensar en la arquitectura de la conflictiva humana, le digo, casi ebria de tanta crema, a mi dermis. Tal vez por eso he escrito esta nota.