Sucumbí al Facebook:

viernes, 4 de septiembre de 2009

La ola

Al fin la ola explotó. Las palabras flotan, fluyen, se golpean entre ellas. Y yo siento que todo está en paz otra vez. La justicia verbal existe, oh sí.

Dudo mucho que mi discurso les llegue a esos huercos, pero como quiera me desahogué.

2 comentarios:

MoKa Mola dijo...

El chiste es hacer la primera onda

Un beso Marlén.

Anónimo dijo...

Las palabras se las puede llevar el viento (suena muy trillado, ni hablar)las impresiones no,

El explotar puede mostrar falta de control sobre algo o alguien, dada tu capacidad no creo que sea asi, pero ellos como lo vieron?

Los grandes retos pueden mostrarse de un forma tan peculiar que algunas ocasiones no se distinguen, talvez el reto no sean ellos sino tu misma, triunfar sobre ellos.

Animo.

No todo va a salir conforme a la tecnica o a la logica, algunas veces requiere un poco mas alla del conocimiento y de la capacidad de uno para lograr algo

"..anduve cuanto pude y logre cuanto quise, pero siempre fue porque podia hacerlo, ahora que
me es dificil solo queda en mi la voluntad y la determinacion de seguir adelante sin darme por vencido..."

asi se templo el acero
nicolai ostrovski