Sucumbí al Facebook:

domingo, 15 de noviembre de 2009

2 horas

Hace rato perdí dos horas de mi vida viendo una película aburridísima. Me dio ansiedad post complejo de culpa por haber perdido 120 minutos de mi requinteado (como todo lo que hay ahorita con la crisis) tiempo.

No se aceptan devoluciones, me dije. Así que ahora pierdo mi tiempo exorcisando mis complejos con un detallado análisis de cada sensación que me provoca perder otras dos horas reviviendo las dos primeras.

Debo ir a dormir.

2 comentarios:

MoKa Mola dijo...

Y bueno querida... habrá que decir que película fue, no vaya a ser que otros más caigan en sus garras... Hay que alertar a la población-.

Jejejejee. Un besote.

Pd. Se que he andado un poco alejada pero por aqui ando.

sarah dijo...

El tiempo lo da Dios gratis. Quien pierde el tiempo es rico. Quien corre y pretende abarcar más de lo que tiene y acaba empobreciéndose.
Un saludito y no temas perder el tiempo. Es sano el ocio.