Sucumbí al Facebook:

miércoles, 11 de noviembre de 2009

De Esopo a Nostradamus

Total , que mi traducción de una fábula de Esopo del latín al español quedó como si fuera predicción de Nostradamus. Canté uno de los no sé cuántos cantos de Carmina Burana, uno profano, dedicado al vino. Prometo pasárselos después, con la traducción al latín y todo. Está bueno. Es una parodia a lo sacro y una apología al alcohol. Y aunque yo no tomo (ni consejos, por eso me va como me va), me gustó esta onda de ser libre para emular a Venus y la manera en que Baco envalentona a los hombres. Va, es promesa a corto plazo. Ojalá pueda hacerlo en estos días.

Por fin terminamos mi equipo y yo de dar la clase del futurismo. Nos quedó poca madre, Nayely se mareó con una grabación llamada "La Máquina Tipográfica" porque minutos antes entre Julieta, Talía et moi penetramos el salón con harto humo de incienso, pusimos papel celofán (pusimos... lo pegó todo Julieta), apagamos las luces y luego puse una musiquilla que me hallé en "interné" de las locuras que hacía este señor, Marinetti, con una pantalla de esas del Mediaplayer todas sicodélicas que salen por default. El caso es que se nos "malviajó" y aquello fue la onda, porque hasta yo terminé mareada al finalizar la exposición. La onda era divertirse, imagino que eso le habría gustado a esos señores...

Hoy voy donde el Archivo Municipal, a conocerlo bien y a hacer preguntas capciosas (mentira). Es obligatoria la vuelta hasta allá y eso está bien, pues me gusta mucho el balcón de ese edificio: desde ahí se ven la Catedral con bótox y las calles más antiguas de mi ciudad, Little Jump, la ciudad que ahora tiene 17 puentes (más los que se avecinan) y no sé cuántos bulevares, pero ningún paso peatonal, excepto por ese puentesucho por la de Echeverría y Abasolo, que tras su construcción dejó tremeno bache como de medio metro de radio y el cual fue tapado a la brava y con el Borras como supervisor de la obra hará poco más de un mes. Espero no quedarme dormida en el recorrido, ando bien cansada y yo sigo escribiendo tontera y media aquí. Pero ya tenía ganas de hacerlo.

Hace frío acá en la ciudad y yo no lo siento. Me gusta ver la niebla de noviembre, me recuerda muchas cosas que me he dicho y que no pienso contarlas aquí.

Gracias por leerme, les mando un beso. Lux.

1 comentario:

MoKa Mola dijo...

Oye que padre!! a ver si luego los pones!! según yo estoy estudiando latín, y me latería bastante leer eso... y mas de una experta traductora...

¡Besos!