Sucumbí al Facebook:

sábado, 7 de noviembre de 2009

¿Para qué mortificar la paz de la montaña azul enmedio de esta húmeda noche sabatina?

He aquí que platico con flores en las papilas y me sienta bien estar medio dormida frente al teclado: al final, lo único que poseo realmente es este rayo de luna.

1 comentario:

Eugenia dijo...

hola marlén!
estuvo chida la plática de ayer jeje
saludos!!