Sucumbí al Facebook:

jueves, 20 de octubre de 2011

El Danubrio Azul

Eventos del siglo XXI: un cineasta es iluminado a las 2:00 AM. Tras largos momentos desiertos de creación, se le ocurre "El Danubrio Azul". Eclecticismo, padre de lo imposible, dirá.

Una gorda solterona prende la televisión. Es el WB. Justamente están transmitiendo "El Danubrio Azul", todo un éxito en la pantalla grande hacía tres años. Todo un testimonio del fracaso de la historia del arte y la humanidad desde hace varias décadas. La gorda, pants rosas y palomitas en el regazo, llora: todos rieron y se enamoraron al ver la peli. Ella nunca fue a verla, porque siempre estuvo sola.

Pensar que todo se habría arreglado con aprender a usar el manubrio de aquella bicicleta amarilla, piensa, mientras ve la clásica escena donde dos bicicleteros cantan su amor, enmedio de la adversidad de una ciudad infestada por melancolía, silencio y autos, construida sobre una mítica ciudad melosa, reducto de un imperio despiadado.

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Degustable prosa.

Saluditos :)