Sucumbí al Facebook:

martes, 30 de junio de 2009

Fin de mes, alegría estival

Ocurre que la resequedad no es de los labios. También es del tiempo, de las ganas de comérselo, de los pies.

Por eso salí a comprarme una cubeta de agua llamada gente, llamada caos. Es imposible concebir al mundo sin un vaso de esa agua fresca que te regresa los pies a una tierra que tal vez pueda ser fango. Pero es que no he encontrado ninguna mejor para bailar tangos, huapangos y uno que otro danzón...

-Alguien que iba en el Periférico Zona Industrial
mientras se recargaba en la ventanilla.
Pude ser yo, pero en mi sueño de las cinco y media iba manejando.


Se acaba el mes, nomás. ¿Alguien sabe a dónde van a parar los meses que desechamos? ¿A dónde los recuerdos bienparidos? Los malparidos los cargamos en los hombros, en las cantinas y en el claxon que suena a todo lo que da en horas de tráfico pesado. Pero las cosas buenas... ¿Habrá cajitas suficientes para contenerlas? Ayer vi un sol enorme y estoy segura que me guiñó el muy descarado. Y sólamente a mí. Más mujer que la reina de Saba no pude sentirme en esos fragmentos de oro que se escurren por las manos de un Buda que espera ser la redención de mi esquinero particular, de mi santuario, de mi biblioteca y de mi peinador, el que siempre está intachable porque jamás lo uso...

Creo que los meses van a parar a algún lugar del clóset o del cerebro: son las partes que más usamos para sobrevivir y saborear esta realidad.

Feliz fin de mes. Feliz final de junio en martes rosa...

2 comentarios:

Mo Ka Hammeken dijo...

Un martes rosa... y aqui uno gris. Las nubes invadieron el azul del cielo. Podrían prometer lluvia pero aqui eso es un sueño.

Un mes mas de vida en los almanaques del recuerdo... solo espero no hacerlo muy pesado, con mi afán de querer guardarlo todo... que mas dá si soy chacharera jajaja

Feliz fin de mes y no olviden pagar lo que se tenga que pagar (casi todo se paga a fin de mes) jajajaja

Un saludo

ahogado dijo...

Oh, Marlén, where are Thou?