Sucumbí al Facebook:

domingo, 17 de mayo de 2009

El futbol sin Figo

Y lo que me faltaba: que el Figo anuncie su retiro. Es normal, supongo, porque ya está ruquillo pa' andar dando patadas y eso (aunque para el resto de las cosas que hay que hacer en este mundo está bastante, pero bastante bien). Pero eso comprueba mi teoría de que por cada día que pasa, las arrugas que se me ven al levantarme abotagada por la jeta nocturna son reales: tengo 26...

Consíganse el Día Siete de hoy, está poca madre. Sale algo de mi amor platónico no. 9, Julio Cortázar. Si alguien se acuerda de mí, me encantan los regalos con forma y esencia de libro (lo digo porque quiero su libro nuevo de textos insólitos -como diría López Dóriga, a ese wey se le hace bolas el engrudo con inédito, insólito, influencia e influenza-, aunque no esté muy de acuerdo con profanar los escritos que Cortázar por alguna razón no quiso publicar en vida).

Perdonen la falta de imaginación en estos últimos días, ando hasta la madre de trabajo. Pero los quiero igual.

"Y la tierra resplandecía, eran como pequeños duendes que refractaban el ojo del dios sol".

-Una recolectora de cuarzos por Paredón, Coahuila.

2 comentarios:

Marcelo Dance dijo...

Me muero por leer el nuevo libro "insólito" de Julito Cortázar escrito desde el más allá!
Ja! Ja! Ja!
López Doriga es un Capo!!!

Marlén Carrillo Hernández-Ferman dijo...

A mí se me hace que el pobre de Cortázar debe estar todo enojado porque le publicaron textos que él no quiso publicar, por algún motivo desconocido. DOnde no sea alguien más que escribió esos textos a su nombre, todo estará bien.

Sí, López Dóriga es capísimo.